2. Plaza de Isabel la Católica

Plaza de Isabel la Católica: el Palacio de los condes de Buendía

Condiciones de visita: visita exterior.

Los Acuña reciben el señorío de Dueñas de manos de Juan II en 1439, por lo que al año siguiente inician la construcción este Palacio que se convertirá en su residencia habitual y en la cabeza de sus estados señoriales. Ocupa toda una gran manzana, abriendo su fachada principal que da acceso al Patio de Armas a la Plaza Isabel la Católica.

Actualmente es de propiedad privada y se encuentra en estado de ruina. La parte más significante del inmueble primitivo es el patio de armas, de forma cuadrangular, del que se conserva una crujía en perfecto estado y otra cegada. Cada uno de los cuatro tramos presentaba seis pilares ochavados, de buena talla y gran esbeltez, que descansan sobre basas cuadradas y  rematan en sencillos capiteles. El conjunto de la edificación en su base era de piedra y luego de mampostería y adobe con entramados de madera, llegando las paredes  a contar con tres alturas.

En esta plaza nos encontramos también con el antiguo pósito que pertenecía a la nobleza y el clero, donde guardaban las Tercias que daban nombre antiguamente a la Plaza, y que en el siglo XX durante la Guerra Civil se utilizó como cuartel general de un batallón italiano.