vista desde castillo 1

Breve historia

Prehistoria y Edad Antigua

La presencia continua de pobladores en el entorno de Dueñas, debido a su riqueza tanto agrícola como de caza, pesca y recolección por la fertilidad de sus vegas, pues aquí unen sus aguas el Carrión y el Pisuerga, queda evidenciada por los yacimientos arqueológicos encontrados. Destacan así yacimientos prehistóricos como “La Huelga”, de Cogotas I, los restos celtibéricos aparecidos en “Pico Castro” o en “El Castillo”, la villa romana descubierta en los años 60 en el “Cercado de San Isidro” conocida como “Villa Possidica” o los restos de tumbas visigodas encontrados a principios del siglo XX en el pago de Miravete.

Edad Media

Confirmada la presencia de cierta población en esta zona antes de la invasión árabe, la aparición del núcleo poblacional actual data del siglo IX , con la repoblación llevada a cabo en los Campos Góticos  por el rey asturleonés Alfonso III el Magno. De esta época es la construcción o reconstrucción del castillo.  García I en el 911 y Ordoño II en el 915, hacen referencia a “Domnas” y a la existencia de un castillo y un monasterio. En 1078, Alfonso VI otorga a Dueñas su “Fuero”, en donde se recoge los derechos y obligaciones de sus habitantes, así como su condición de realengo, condición mantenida a pesar de las  visicitudes políticas y económicas del reino.

Dueñas va a adquirir cierta entidad como villa de realengo participando activamente en la evolución política y social del reino. Sin embargo, la etapa de mayor esplendor corresponde a los siglos XV y XVI cuando, precisamente, pierde esa categoría realenga al cederla Juan II  a Pedro de Acuña y Albornoz, señor de Buendía y Azañón, en 1439. Esta familia de origen portugués, posteriormente condes de Buendía (1465), establecerán a partir de entonces la cabeza de sus estados señoriales en esta villa. La importancia que van a alcanzar dentro de la corte castellana durante dos centurias se traduce en el peso político que va a adquirir la localidad de Dueñas durante los reinados de los Reyes Católicos, Carlos I y Felipe II, a los que cobijó en numerosas ocasiones.

 

Edad Moderna y Contemporánea

Sin embargo, el episodio histórico más conocido es el de la boda de los Reyes Católicos en 1469. El 8 de octubre llega de Aragón Fernando para contraer matrimonio con su prima Isabel, que se encuentra esperándole en Valladolid, y éste mientras tanto se aloja en el Palacio de los Acuña en Dueñas, pues esta familia no sólo les apoyo en su lucha por el trono desde un primer momento sino que el por entonces rey de Sicilia estaba emparentado con los Acuña a través de la mujer del II conde de Buendía, Inés Enríquez de Quiñones. Tras casarse en Valladolid, se retiran por mayor seguridad a Dueñas, por lo que tendrá lugar el nacimiento y bautizo de su primogénita Isabel en octubre de 1470. A lo largo del reinado, se producen numerosos acontecimientos históricos como la creación de la Santa Hermandad en 1476 o el enlace entre Fernando y su sobrina Germana de Foix en mayo de 1506.

A partir del siglo XVII, con la extinción de esta rama del linaje Acuña por agotamiento dinástico por vía masculina, el señorío de la villa pasará por enlaces matrimoniales primero a los Padilla, adelantados mayor de Castilla y condes de Santa Gadea, los Sandoval y Rojas, duques de Lerma y Uceda y, finalmente, a los Medinaceli, quienes pierden el señorío en el siglo XVIII. Durante estas centurias, la villa irá perdiendo entidad por la dinámica general del reino pero también por el alejamiento cada vez mayor de los nuevos señores. Adquirirá protagonismo de forma puntual en momentos concretos debido a su posición estratégica como en la Guerra de Independencia, llegando a alojar a José Bonaparte y a importantes generales franceses.

Con las medidas liberales del siglo XIX, se instituye como Ayuntamiento constitucional y, actualmente, se trata de una población de cierta entidad en la provincia con cerca de 3.000 habitantes, gracias a las buenas comunicaciones por carretera (Autovía) y ferrocarril y la instalación de un polígono industrial en los años 90.